My Big Fat Book of Lecciones de Bienes Raíces…

Beneficios Contributivos Que Disfrutan Los Dueños de Su Propia Casa

Los Beneficios Contributivos Que Disfrutan Los Dueños de Su Propia Casa Son Muchos

Ya lo dice el refrán: En esta vida hay dos cosas inevitables: Los impuestos y la muerte. Y es muy cierto que los dos siempre nos alcanzan.

Debido a que estamos en época de llenar las planillas de contribución sobre ingresos y pagar impuestos, decidí escribir un artículo sobre los beneficios contributivos que disfrutan los dueños de su propia casa.

El IRS publica una lista de deducciones todos los años que puedes mirar aquí

No es un secreto que hay considerables beneficios contributivos que disfrutan los dueños de su propia casa; comenzando con el que estás pagando dinero en una inversión real en lugar de depositar dinero en la cuenta bancaria ahorrándole el pago de hipoteca al dueño de la propiedad que alquilas.

Si no conoces los beneficios contributivos que disfrutan los dueños de su propia casa; son bastantes.

Y estos son beneficios a los cuales las personas que están en el mercado de alquiler no tienen acceso.

Las ventajas financieras de ser dueño, el aumento constante en el costo de alquilar, y el anhelo que tenemos muchos de alcanzar el sueño americano de ser dueño son los mayores motivos por los cuales muchas personas decidan comprar su propia casa en vez de continuar alquilando.

Si consideramos el aumento anual en costos de alquiler los beneficios contributivos que disfrutas como dueño de tu propia casa se amplifican.

Aunque los beneficios que disfrutas al ser dueño de tu propia casa varían de acuerdo a tu situación particular y estatus contributivo, las deducciones que recibe una persona que es dueña de su propia casa suman a miles de dólares.

El valor de estas deducciones es considerable, y el beneficio es mucho más evidente si siempre has alquilado.

Hay varias deducciones fiscales comunes que los dueños de casa pueden reclamar. Estas son las siguientes:

Exclusión de ganancias de capital

La exclusión de ganancias de capital al momento de la venta de tu casa es el beneficio fiscal de más impacto que un propietario obtiene de su propiedad.

Cuando vendes tu casa y realizas una ganancia puedes reservar ganancias de hasta $250,000 si rindes planillas de contribución sobre ingresos como persona soltera o jefe de familia y 500.000 cuando estas casado.

Si consideras que en la transacción de venta de otras inversiones, tales como acciones o bonos son tributables en aproximadamente un 15%, puedes ver por qué este es un excelente beneficio.

Tienes el potencial de vender una casa y devengar hasta medio millón de dólares sin tener que pagar impuestos.

Típicamente, este dinero casi siempre se utiliza para comprar otra propiedad, por lo cual el sistema tributario está diseñado de esta manera: Tomas tu dinero libre de impuestos e inteligentemente lo inviertes en otra propiedad.

La última versión de la exclusión de las ganancias de capital fue una ventaja fiscal que inició en 1997.

Intereses Hipotecarios

Cuando termina el proceso de compra de casa, muchos compradores están tan emocionados que se olvidan  de todas las deducciones de impuestos de compra de casa aplican el siguiente año calendario.

Existen bastantes deducciones, incluyendo intereses hipotecarios, puntos de descuento, impuestos sobre la propiedad, interés, seguro hipotecario y otros.

Los Intereses Se Pagan Primero

Cuando tienes un préstamo hipotecario, puedes pagar una cantidad considerable en intereses, dependiendo del precio de venta de tu casa y la tasa de interés.

Puedes deducir un 100% de tus intereses hipotecarios

Gran parte de este interés se paga por adelantado durante el préstamo, lo cual significa que durante los primeros años de ser dueño, dos terceras partes de tus pagos mensuales se destinan a los intereses.

Aún si recibes una tasa fantástica en tu hipoteca, estás pidiendo prestados bastante dinero. lo cual se traduce en un pago de interés considerable.

Afortunadamente, este costo es 100% deducible de tus impuestos.

El gobierno federal permite deducir todos los intereses de la hipoteca hasta que llegue a $1 millón en intereses o $ 500,000 si estás casado y rindes por separado de tu cónyuge.

Para la mayoría de los compradores de vivienda esto significa que vas a poder deducir los intereses hipotecarios a lo largo de la vida del préstamo.

Si fueras a tomar una hipoteca de $300.000 y tenías un préstamo hipotecario de tasa fija en el 4% durante 30 años, estarías pagando alrededor de $11.000 durante el primer año en intereses.

Si estás en el bracket de impuestos del 25%, podrías deducir aproximadamente $2750 de tus impuestos.

El tener la oportunidad de deducir $2750 adicionales de tu factura anual de impuestos es algo que cualquiera puede apreciar.

Esto podría costear un par de meses de alquiler en algunas áreas dependiendo el tipo de propiedad que estás alquilando.

Puntos de Descuento

Cuando obtienes tu préstamo para la casa, puede ser que hayas optado por comprar puntos de descuento en la tasa del préstamo.

Un punto es esencialmente 1 por ciento del monto del préstamo. Así que con el ejemplo de un préstamo de $ 300,000 un punto sería igual al 1% de $ 300,000 o $ 3000.

Aunque cada punto tiene un costo, el pagarlo te otorga el beneficio de tener una tasa de interés más baja en tu casa y lógicamente al tener pagos mensuales más bajos la tasa de interés es más baja.

Normalmente, debes pagar puntos si esperas estar en una propiedad por un período prolongado.

Algunos compradores optan por hacer esto, y otros no, pero los que lo hacen pueden ser capaces de deducir el costo de esos puntos.

Ahorros al Comprar Puntos

Un solo punto de compra podría ahorrarte $ 500 o más de tu factura de impuestos el primer año después de comprar tu casa.

Para decidir si tiene sentido pagar puntos o no, toma la diferencia en el pago cuando pagas puntos y compara cual sería el pago si no los pagas.

Después averigua cuánto tiempo vas a tardar en recuperar la diferencia.

Si sólo planeas quedarte en la casa un par de años, entonces probablemente no debes pagar puntos debido a que la diferencia en el pago no sería suficiente para compensar los ahorros del costo adicional de los puntos.

Impuestos de propiedad.

Dondequiera que compres casa, puedes esperar pagar impuestos sobre la propiedad.

El Proposito de Los Impuestos

El distrito escolar local, el condado y la ciudad necesitan fondos todos los años para proporcionar servicios a la comunidad donde está ubicada tu casa.

Normalmente basados ​​en el valor tasado de la casa, los impuestos sobre la propiedad son un gasto que cada dueño de casa necesita planificar.

Pueden ser costosos, especialmente en algunas regiones del país.

Debes partir de la primicia de que vas a pagar impuestos pero puedes deducirlos de tu cuenta de impuesto anual.

Fácilmente podrías terminar deduciendo $ 4,000 o $ 5,000 al año sólo en impuestos sobre la propiedad.

Una vez más, una deducción de las que todos los dueños de su propia casa se benefician. La cantidad que puedes deducir debes discutirla con tu contador al momento de preparar tu planilla de contribución sobre ingresos.

Seguro de hipoteca

A la mayoría de las personas se les hace difícil hacer una inversión inicial del 20% como pronto pago a menos que tengan un salario significativamente alto, hayan heredado un dinerito, o tengan ayuda de su familia.

El 20% es una cantidad bastante fuerte para la mayoría de la gente.

No Necesitas el 20% de Pronto Pago Para Comprar Casa

Muchas personas asumen incorrectamente que a menos que tengan un 20% para dar de pronto pago no pueden comprar una propiedad. Ese ciertamente no es el caso.

Los prestamos FHA permiten que el comprador pague 3.5% del precio de venta como pronto pago y algunos prestamos convencionales aceptan el 3%, y en casos hasta menos.

Seguro Hipotecario

Ahora bien, el costo de no tener 20% como pronto pago es que hay que tomar un seguro hipotecario en la mayoría de las circunstancias.

Afortunadamente, el costo de su seguro hipotecario es deducible siempre y cuando devengues un salario menor de $100,000 al año.

Si devengas entre $100.000 y $109.999, también puedes deducir una parte del pago del seguro hipotecario. La mayoría de las personas que reclaman esta deducción disfrutan de una cantidad deducible considerable.

Esta deducción está sujeta a lo que determine el congreso. Si no se aprueba, no puedes deducir el seguro hipotecario.

El Congreso por lo general espera a renovar esta deducción particular hasta el final del año, por lo que en caso que esté disponible cuando llenes tus planillas de contribución sobre ingresos tu contable te lo dejará saber.

Mejoras al hogar

Ciertas mejoras al hogar también pueden ser deducidas

Es prudente que guardes los recibos para todo trabajo realizado en tu hogar que se considere una mejora.

Cosas como sustituir topes de gabinetes de cocina con granito, sustituir el sistema de calefacción, instalar ventanas nuevas y reemplazar el techo se consideran mejoras.

Ten en cuenta que no necesariamente todo lo que le haces a tu propiedad es considerado una mejora.

¿Reparacion o Mejora?

Una reparación, por ejemplo, no se considera una mejora. En el sentido real de la palabra, el IRS no trata las reparaciones como trata las mejoras. Es por esto que arreglar una ventana no es lo mismo que reemplazarla.

Aunque no puedes deducir estas mejoras de tu factura de impuestos, cuando llegue el momento de vender es posible que puedas agregar algunas de estas mejoras al precio de venta de tu casa para calcular la base de costos para propósitos de impuestos

Como dueño de tu casa es importante entender qué mejoras agregan valor y cuáles no.

Muchos piensan que todas las mejoras del hogar agregan valor. Esto no es necesariamente el caso.

Préstamos Con Garantía Hipotecaria

Una deducción poco conocida en tus planillas de contribución sobre ingresos muy significativa al ser dueño de tu propia casa es que puedes de deducir los intereses de un préstamo con garantía hipotecaria.

Al momento de hacer algunas de las mejoras que mencioné anteriormente puedes solicitar un préstamo de capital de tu casa.

El interés que genere el préstamo puede ser deducido en tu planilla de contribución sobre ingresos hasta un monto de $100,000 de la deuda hipotecaria.

Deducción de Uso de Propiedad Para Negocio.

Otro beneficio fiscal de poseer una propiedad es la posibilidad de deducir una oficina en casa en tu planilla de contribución sobre ingresos.

Existen requisitos que debes cumplir para mostrar detalladamente, incluyendo tu lugar principal de su negocio, que porcentaje de tu propiedad usas como oficina en relación al tamaño de la propiedad y con cuanta regularidad utilizas ese espacio en tu hogar para el negocio.

Esta es una deducción que no querrás exagerar ya que hay una tasa de auditoría muy alta entre aquellos que reclaman la deducción de oficina en casa.

Otros Beneficios

Hay mucho más en el panorama de ser dueño que simplemente analizar los beneficios contributivos que disfrutan los dueños de su propia casa.

Una casa propia no tan solo brinda beneficios fiscales sino también crea un sentido de estabilidad en la comunidad y la familia.

Hay otros beneficios que el ser dueño otorga tanto a tu familia como a tu comunidad.

Beneficios a Largo Plazo

A largo plazo, una casa es una inversión silenciosa, cuando eres dueño de tu propia casa cada vez que efectúas un pago en tu préstamo hipotecario estás poco a poco construyendo tu equidad.

Aunque la pasada década fue una difícil para el sector de Bienes Raíces, estos pasados tres años han demostrado que el mercado de bienes raíces históricamente construye riquezas.

De hecho, mirándolo de una perspectiva a largo plazo, ser dueño de tu propia casa es una de las mejores inversiones que puedes realizar.

Beneficios Intangibles

Además de todos estos beneficios financieros, el disfrute que trae el ser dueño de tu propia casa y construir tu patrimonio no puede ser descontado.

En tu casa cultivas años de recuerdos y felicidad.

Todo esto hace que el sueño americano de ser dueño valga la pena. Al menos así lo pienso yo.

Es mi misión ayudarte a alcanzar tu meta de adquirir tu propia casa. Contactame para una orientación personalizada. Siempre te servimos con diligencia, cuidado y pasión.

Lillianne "Lilly" Garcia

http://www.itsyourpad.com

Hola! Soy Lilly, Corredora de Bienes Raíces en Texas desde el 2003. Compré mi primera propiedad a los 17 años y he participado en muchas mas transacciones personales ya que compro propiedades en mal estado para volver a hacerlas brillar. Me apasiona ayudar familias a alcanzar su meta de adquirir o vender su propiedad y realizar ese sueño de lograr un ambiente estable, alegre y exitoso en la casa de sus sueños. Ya sea para comprar o vender, estoy disponible para guiarte en tu jornada a alcanzar tu meta. También ofrezco mentoría a agentes que desean establecer su propia práctica de bienes raíces exitosa.

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On LinkedinCheck Our Feed