My Big Fat Book of Lecciones de Bienes Raíces…

El Poder de Reclamar tu Casa

Reclama Tu Casa

Tu casa. Durante mis años como agente de bienes raíces he llegado a creer totalmente en el poder que tiene reclamar tu casa. Muchos de los clientes que he ayudado en el pasado lo han hecho con resultados excepcionales. Cuando lo veo, reconozco un patrón bien claro: Mis clientes entran, la miran, analizan, y decididos, caminan con confianza reclamando: «Esta es mi casa».

Tuve una clienta llena de fe, recuerdo como si fuera ayer hace varios años, cuando habíamos visto muchas casas pero cuando llegamos a una casa específica, caminó por la entrada con pasos muy fuertes y dijo «Reclamo mi casa, en el nombre de Jesús».

Me miró y dijo: Lilly, haz tu magia que esta es nuestra casa. Presentamos una oferta sólida, basada en comparables recientes del vecindario y analizando lo que estaba sucediendo en el area. Pusimos una oferta sólida. Hubo múltiples ofertas pero mi clienta estaba tranquila. Por supuesto, unos días mas tarde nuestra oferta fué aceptada.

Reclama la persona perfecta para tu casa cuando vendes tu casa

Algo similar sucedió con una amiga que vendió su casa en McKinney, TX. Ella me miró a los ojos y me explicó: «Lilly, yo pedí la familia perfecta para esta casa. Tengo fe de que va a llegar.» Está de mas decir que la familia que puso su mejor oferta escribió una carta para mi familia que confirmaba todo lo que mi amiga había reclamado para su casa. Compartir esa carta con mi amiga fue un momento dulce.

Y así puedo dar docenas de ejemplos de fé en acción. Y es que, al comprar o vender tu casa, al igual que en cualquier momento en la vida que deseamos algo, hay poder en reclamar tu bendición.

Hace unas semanas estaba mostrandole casas a otra de mis familias. Esta familia llegó a DFW directamente del area este de los Estados Unidos y les estoy guiando durante su proceso de compra luego de haber alquilado un corto tiempo.

Esta familia es positiva, feliz, unida, Me encanta hablar con mi clienta por que es muy centrada, hace preguntas inteligentes, es observadora, jocosa, directa y clara, analítica pero decidida. En fin, una clienta ideal.

Mi Familia Reclamó «Su Casa»

Cuando les mostré la primera casa en la lista, ambos se enamoraron del espacio, la distribución, el ambiente que se respiraba y estuvieron de acuerdo en presentar una oferta.

Luego de hacer mi análisis y recomendación presentamos una oferta. Varios días mas tarde nos enteramos que otra familia se había llevado la casa.

Mi familia decidió continuar visitando otras casas pero realmente ninguna se comparaba; cada vez que veíamos otra casa ella me decía que aunque le gustaba esto o lo otro, no perdía las esperanzas de que la primera casa se les diera.

La Llamada

Así que imagina lo contenta que me puse cuando me llamó la agente del vendedor una semana mas tarde diciéndome que si mis clientes todavía no habían conseguido casa, esta estaba por regresar al mercado y que trabajarían con nuestra oferta si mi familia la quería reactivar. «¡Por supuesto!» de inmediato respondí. Darle la noticia a mi familia fue un momento delicioso.

Como agente, todas mis familias son importantes. He tenido familias que han comprado casas de $40,000 y familias que han comprado casas de $700,000. Y la similaridad es que tanto la casa mas costosa como la mas baja en precio fueron reclamadas por sus dueños en el mismo instante en que la vieron por primera vez.

Casa Nueva

Recientemente le estaba enseñando una casa modelo en un desarrollo nuevo a otra de mis familias y aunque les gustaron varias casas, al caminar por la casa que ella pensaba que le gustaría mas me miró y aunque no lo verbalizó, de inmediato supe que ella la había reclamado.

Las señales son bien claras para mí. Lo delata una mirada, una sonrisa, un gesto… similar a cuando te enamoras de alguien. Como esa casa específica no está disponible en este momento, mi clienta dijo que esperaría el tiempo necesario. Cuando el desarrollador tenga confirmación de que puede comenzar a construir la siguiente fase, ya mi familia tiene identificada su casa y su terreno.

Esa familia también reclamó su casa.

Reclama tu Casa, y también aplica una estrategia sólida

Y una vez reclamada su casa, mis familias siguen consejo sobre que estrategia de precio usar al momento de presentar la oferta. Si no se la llevan, al menos pusieron su mejor pie al frente y lucharon por ella. Y recuerda que nunca se sabe que puede suceder en una transacción.

Reclamar tu casa funciona. Seguir una estrategia sólida funciona. Trabajar con una agente profesional y a quien le importen tus intereses también funciona. No te arriesgues cuando se trata de una de tus compras mas grandes.

Contactanos para que hablemos sobre tu meta y juntos crear una estrategia para alcanzarla.

Tu casa espera por ti. Reclámala y pongamos manos a la obra!

Lillianne "Lilly" Garcia

http://www.itsyourpad.com

Hola! Soy Lilly, Corredora de Bienes Raíces en Texas desde el 2003. Compré mi primera propiedad a los 17 años y he participado en muchas mas transacciones personales ya que compro propiedades en mal estado para volver a hacerlas brillar. Me apasiona ayudar familias a alcanzar su meta de adquirir o vender su propiedad y realizar ese sueño de lograr un ambiente estable, alegre y exitoso en la casa de sus sueños. Ya sea para comprar o vender, estoy disponible para guiarte en tu jornada a alcanzar tu meta. También ofrezco mentoría a agentes que desean establecer su propia práctica de bienes raíces exitosa.

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On LinkedinCheck Our Feed